Breve reseña de “El paraíso de Elva”

Conocí a Feli Ramos en la presentación de mi libro “El amor siempre llama dos veces” en Barcelona. Me pareció una mujer muy especial, a la que agradecí enormemente su apoyo en aquel momento. Allí me dijo en auténtica primicia que iba a publicar su primer libro,  me alegré muchísimo por ella, pero me alegré mucho más al leerlo y darme cuenta de que estamos ante una gran escritora.

Te felicito de corazón, Feli. Espero que este “Paraíso” sea sólo el principio de muchos más.

PortadaElparaisodeElva

Sinopsis:

Meses después de descubrir la infidelidad de su novio, a Elva la consume una profunda depresión. La noche de los deseos se refugia en casa ahogando sus penas entre el alcohol y la lectura, es además el fin de semana en el que su ex va a contraer matrimonio. Esa noche una lluvia de estrellas surca los cielos para conceder deseos. Ella, aunque se resiste, finalmente sucumbe a la tentación y pide el suyo. Desde luego no esperaba que se cumpliese, pero un invitado inesperado aparece en su salón.  Una sorprendente visita que cambiará el rumbo de dos vidas separadas por el tiempo. Una promesa que iniciará un gran viaje por escocia en busca de respuestas y un regalo que unirá pasado y presente por toda la eternidad: El Amor.

Opinión personal:

Lo primero que vemos de un libro es la portada, a veces es la que nos anima a leerlo o no.  En este caso, debo decir que me encantó. Es esa portada que llama la atención cuando la ves en la librería; entonces te paras, coges el libro, lees la sinopsis, lo hojeas, vuelves a acariciar la portada… y lo más probable es que te lo lleves.  Pero hay una cosa que también llamó mucho mi atención, y que me gustó incluso más, el prólogo. Algo que yo misma he echado en falta en mis libros. En este caso escrito por Caroline March, a la que felicito por su buen hacer, ya que con él ha contribuido al enriquecimiento de esta fantástica libro.

“El paraíso de Elva” es una novela que se desarrolla entre dos mundos. Por un lado, el mágico y fantástico mundo del impresionante highlander, Laird Connor Murray, allá por el año mil setecientos y por otro, el actual, en el que vive Elva, la protagonista. Dos mundos que irán paralelos hasta que finalmente se cierre el círculo.

La historia está narrada en primera persona por la protagonista, hasta que aparece el frío, frustrante y frustrado, pero guapísimo Oliver, desde este momento se va alternando la narración desde la perspectiva de ambos. Utiliza un lenguaje fresco, sencillo, directo y actual, tal y como es la protagonista. La trama es original y bien construida, con unos personajes claramente definidos, que contribuyen a que su lectura resulte fácil y atrape al lector desde el principio.

Con esta novela, la autora nos lleva de viaje a la maravillosa Escocia, en la que nos hace disfrutar de las paradisíacas Highlands, al mismo tiempo que realizamos el onírico y mágico viaje que la protagonista hace a través del tiempo y el espacio. He disfrutado muchísimo leyendo esta novela, que es contemporánea pero aparecen highlanders, que es fantástica pero también muy real, que tiene historia, intriga y por supuesto un gran amor…

Como no, me voy a quedar con las preciosas palabras en gaélico “Mo Cion Daonnan” (Mi amor eterno)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*