Reseña de “Los mares del Alba”


Autora: Mar Cantero Sánchez
Editorial: Penguin Random House. Grupo Editorial España.
Biografía:
Mar Cantero nació en Madrid. Es escritora, coach personal, creativa literaria, articulista en diferentes publicaciones y directora de la revista “Cé Chic. Para mentes abiertas”, entre otras muchas cosas más.
Ha publicado comedia romántica, y varias libros de autoayuda traducidos incluso a otros idiomas. Dirige además su propio taller de escritura. Es, en fin, una mujer inquieta y polifacética, pero es sobre todo, una gran escritora.
Sinopsis:
Isabel y Ana son dos hermanas que viven en un pueblo del Levante español a principios del siglo XVII, a las que sus padres esconden de los hombres de la Santa Inquisición, que un día llegan a su pueblo y arrasan con todo y con todos. Isabel, la mayor intuye que no volverá a ver a sus progenitores y se queda con la última frase que su padre le dice al oído antes de esconderlas. “Ve hacia el mar”
A la mañana siguiente las dos hermanas huyen del pueblo totalmente arrasado y se dirigen, tal como su padre le había indicado, hasta el mar. Allí las encuentra Joan, un buen hombre que las acoge y cuida como un padre, pero comprende que Isabel jamás olvidará lo que las llevó hasta él, y que además, buscará venganza. Joan trabaja haciendo perfumes y esencias y las niñas le acompañan cuando va a venderlos por los pueblos de la comarca. Un día en Altea, Isabel ya adolescente, advierte que un chico la mira. Se pone nerviosa cuándo el chico se acerca a saludarla e intenta conversar con ella. Con el paso de los días Isabel empieza a sentir algo por él, algo que nunca había sentido por nadie.
Una noche, acechada por las pesadillas que la persiguen desde la muerte de sus padres, sale a caminar hasta la playa y allí descubre a un grupo de mujeres que van llegando desde diferentes partes. Se acerca, sin dejarse ver, para averiguar qué están haciendo, y queda absolutamente sorprendida cuando las ve bailar desnudas alrededor de una hoguera, y más aún, cuando se introducen en su cuerpo unas hierbas que, por lo que puede apreciar, les provocan un placer irresistible…
Mi Opinión:
La novela se desarrolla en ese tiempo oscuro, convulso y difícil en el que la Inquisición mantiene amenazada y en la ignorancia a la población. En ese ambiente se desarrolla la vida de Isabel, llamada Alba por las “mujeres sabias”
Mar Cantero, mujer sabia también, nos lleva página a página por la vida de Alba y de todas las mujeres sabias que irán apareciendo a lo largo de la historia.
Es una novela extensa, en la que la autora se recrea en bellisimas descripciones tanto de situaciones como de sentimientos. La narración subyuga de tal forma, que es imposible dejar de leer. Una situacion te va llevando a la siguiente, envolviéndote en una historia muy bien construída e hilada, en la que se entremezclan personajes históricos como; Fray Jaime de Bleda, Inquisidor mayor de Valencia, Nadara, Bruja, sanadora e invocadora de demonios, Melchor Agramunt, estudiante universitario de Gandía, condenado a la hoguera por el santo oficio, y Floreta azotada y desterrada de por vida a la isla de Ibiza, con personajes de ficción como la misma Alba, última mujer sabia, escritora y bruja, o Daniel, el morisco amante de Alba. Aunque mi preferido es Joao, corsario portugués hechizado por la belleza animal e inocente de Alba. Me gusta este personaje especialmente, y creo que es, porque siempre imaginé que así serían los piratas; hombres rudos y aguerridos pero con un gran corazón en el fondo.

Me ha parecido una novela mágica, no sólo por lo que cuenta, si no por como me ha hecho sentir al leerla. De pronto he descubierto el espíritu de una mujer sabia dentro de mí. He sentido una conexión muy especial de todas esas mujeres de Eivissa con las aguerridas mujeres celtas de las que desciendo.
Te felicito mar Cantero por esta sublime novela, y por hacerme presentir la mujer sabia que me habita.

Reseña de “Vente conmigo al Cielo”

El blog de “Miss Smile” ha hecho esta reseña de “Vente conmigo al cielo” y la verdad, estoy emocionada, porque desde que salió el libro a la venta, estoy un poco nerviosa, y es que tratar el tema de la violencia de género me resultó bastante complicado, como bien dice Nuria, ponerse en la piel del maltratador fue muy difícil. Pero el reto en esta novela no era sólo ese; era, por una parte darle la vuelta a esa situación y hacer ver a las mujeres que por duro que sea, siempre se puede salir, de todo se puede salir. Y por otra, y este era el reto más grande, no quisiera de ninguna manera frivolizar con este tema. Por eso me ha emocionado esta reseña de Nuria Pazos, porque ha captado todo eso que yo quise transmitir. MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!!

“Vente conmigo al cielo” de Mencía Yano

Reseña: “Los ojos de Saïd”

Autora: Mar Montilla

Editorial: Group Edition World

Biografía:

Mar Montilla (Barcelona 1967) es licenciada en Psicología por la UB. Escribe desde los doce años y, aunque sigue ejerciendo como psicóloga, su faceta de escritora ha ido ganando terreno con el paso del tiempo, hasta revelarse como su auténtica vocación.
Sus tímidas incursiones en diferentes géneros (ensayo, novela erótica, romántica y contemporánea) la han llevado a descubrir que no le gustan las etiquetas.
Es autora de “Pasión en Marrakech” (Tombooktu erótica); y de “Me separé, aunque le amaba demasiado” (Amazón Psicología, 2015). “Los ojos de Saïd” (novela romántica, Ediciones Coral, 2017) es su tercera novela publicada.
Ya está en camino la cuarta.
También colabora escribiendo artículos para la revista “CÉ CHIC. Para mentes abiertas.

Sinopsis:

Sara es una periodista española que escribe una columna sobre el mundo árabe y musulmán. La llegada a la redacción de Saïd, un joven marroquí que colaborará con ella como intérprete, revolucionará su vida entera, rompiendo sus esquemas y poniéndolo todo patas arriba. Al principio intenta resistirse, pero resulta demasiado evidente que se gustan. Inician un apasionado romance que ambos consideran pasajero, aunque se sienten tan a gusto juntos que acaban haciéndose inseparables. Al mismo tiempo, Alicia (amiga de Sara) inicia una relación con Nadir, compañero de piso de Saïd.
Pero mientras que Alicia y Nadir sólo quieren divertirse, Sara y Saïd enseguida se dan cuenta de que lo suyo sí va en serio. Abrumados por los tópicos y cargados de prejuicios el uno hacia el otro, observan impotentes que el amor se abre camino, a su pesar. Ella empieza a comprender una cultura que creía conocer. Y en él se va difuminando la frívola imagen que tenía de la mujer occidental. A medida que el tiempo avanza, sin embargo, los conflictos interculturales, el rechazo familiar y otros muchos obstáculos parecen abocar la relación a un inevitable fracaso.

Opinión:

Es esta una novela muy íntima, la propia autora dice que en ella ha volcado emociones y sentimientos muy viscerales, vividos en primera persona, y eso se nota en cada párrafo. Está escrita en tercera persona algo que, a mí como escritora, me gusta especialmente, porque el lector puede ver y comprender los sentimientos y la forma de actuar de cada personaje.
Entrelaza dos historias de amor interracial. La de Saïd y Sara, en la que el amor surge sin querer y va creciendo hasta hacerse realmente sublime, y la de Nadir y Alicia que por el contrario es más un juego sexual en el que ninguno de los dos pretende, ni quiere nada más. Me ha gustado especialmente conocer los entresijos de un amor entre dos personas tan diferentes, ya que, aunque tanto Nadir como Saïd, viven y trabajan en España, son marroquís y por ende musulmanes. Sara es consciente de las diferencias culturales entre ellos, pero pronto comprende que todas las ideas preconcebidas que tiene sobre la cultura musulmana son muy confusas y la mayoría estereotipadas. Por eso al principio, la historia de amor que surge entre ellos la asusta bastante, pero poco a poco el amor sincero y apasionado de Saïd la atrapa y ella se entrega totalmente para vivir la más intensa y maravillosa historia de amor que jamás hubiera soñado.
La narración tiene ese sosiego, esa dilación, que permite al lector recrearse y comprender la profundidad de los sentimientos de ambos personajes.
Después de “Pasión en Marrakech”, con “Los ojos de Saïd” la autora vuelve a acercarnos a la cultura árabe, esta vez de forma bien diferente y más profundamente, si cabe. Te felicito Mar Montilla, leer esta novela ha sido un auténtico placer.

“Día de Reyes”
En un viaje que hice a Italia visité la ciudad de Ravena, famosa por sus mosaicos. Allí está el famoso mosaico de San Apollinaire Nuovo en el que aparecen por primera vez los nombres actuales de los tres reyes magos, Melchor, Gaspar y Baltasar. Se trata de un mosaico del siglo VI en el que se distingue a los tres magos ataviados al modo persa con sus nombres encima y representando distintas edades. Pero todavía tendrían que pasar mucho tiempo, hasta el siglo XV, nueve siglos nada menos… hasta que el rey Baltasar aparezca con la tez negra y los tres reyes, además de representar las edades, representen las tres razas de la Edad Media; Melchor encarnará a los europeos, Gaspar a los asiáticos y Baltasar a los africanos.
En España, la tradición de convertir la noche de Reyes en una fiesta, con regalos para los niños, no empezó hasta el siglo XIX, imitando lo que se hacía en otros países el día de Navidad en homenaje al santo oriental San Nicolás. Y fue en 1866 cuando se celebró la primera cabalgata de reyes en Alcoy, tradición que se extendió al resto del país y posteriormente a otros países, especialmente a países de cultura hispana.
Es curioso que la única fuente bíblica que menciona a unos magos, sin especificar ni sus nombres, ni el número, ni el título de reyes, Es el evangelio de Mateo en el Nuevo testamento. Esta es la parte en la que cuenta como tras seguir una estrella, buscan al «rey de los judíos que ha nacido» en Jerusalén, guiándoles dicha estrella hasta Jesús nacido en Belén, y al que llevan como ofrendas, oro incienso y mirra.
Hoy en día relacionamos la palabra mago con la magia, pero no se entendería que la biblia hablara de magia, y es que el termino “mago” hacía referencia a Hombre de ciencia.
Por otra parte, después de saber esto, me he preguntado ¿Por qué unos “hombres de ciencia” iban en busca de un niño recién nacido para adorarlo? Ahí la iglesia como siempre, ha sido muy sibilina; si tres científicos siguiendo una estrella llegaron a Belén, para adorar a un niño recién nacido y de madre virgen impoluta, ¿Cómo las demás gentes no iban a adorar a ese dios que acababa de nacer? Y, de aquellos barros, estos lodos…
Pero yo que no creo en dioses, ni ídolos de ningún tipo, sin embargo, sí creo en la magia. En la magia del amor, de la honestidad y de toda la buena gente que trabaja muy duro cada día y hace de Rey Mago para crear una ilusión en la vida de los suyos. Esa ilusión la he vivido en mi casa desde pequeña y sigo manteniéndola viva, porque creo firmemente que las ilusiones alimentan el alma, y alimentar el alma es tan necesario como el pan de cada día.
Así que en mi carta he pedido como siempre, salud para los de mi casa, ilusión para seguir viviendo, y mucho amor… Felices Reyes!!!!

Vente conmigo al Cielo

Como ya sabéis el próximo día 30 de diciembre, sale mi nueva novela #VenteconmigoalCielo En ella cuento una historia de malos tratos y de cómo Ana, su protagonista, no se da por vencida para salir de esta dificil situación. Una historia en la que queda patente que #sitepeganotequiere y que el #amordelbueno existe… Aquí os dejo, para ir haciendo boca, el Booktrailer fantástico que ha hecho Cristin Ferro

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=7Dj7_CKfW6E&feature=youtu.be

“Día mundial contra la violencia de género”

DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
Parece que cada día del calendario está dedicado a alguna lucha determinada o a conmemorar algo relevante para la humanidad. Hoy está dedicado a la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Es bien triste que en el siglo XXI tengamos que dedicar un día para señalar la gravísima situación de violencia que sufren tantas mujeres.
Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.
No dejo de preguntarme por qué según las estadísticas, uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pareja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que el otro trabaje o estudie” o “decirle cosas que puede o no puede hacer”. y por qué ellos consideran que tienen derecho a controlar, impedir, o imponer nada a sus compañeras, novias, o parejas…
Sigo pensando que la base de todo está en la educación, de poco sirven las prohibiciones o las leyes, etc. Sin educación, no hay solución. Hay que educar desde el inicio, todo lo que aprendemos de niños se queda grabado para siempre. No se trata sólo de hablarles y explicarles cómo son las cosas, porque l@s niñ@s aprende sobre todo de nuestro comportamiento, y muy poco de nuestros discursos. Creo que es necesario hablar mucho, e incidir en ciertas cosas hasta parecer incluso repetitivos, pero lo que realmente queda impreso en su ser es nuestra forma de comportarnos día a día, nuestr manera de vivir y de actuar.
Desde que me dedico a escribir, y además género romántico, soy consciente de que me leerán personas de diferentes edades, algunas muy jóvenes, lo que me ha hecho pensar que tengo algo de responsabilidad en el tema de los estereotipos. Por eso trato en cada novela de que los personajes masculinos estén al mismo nivel que los femeninos, tanto en el tema cultural como social. Me gusta que los hombres traten a las mujeres como a iguales. Unas veces ellas aprenden cosas de ellos, y muchas otras son ellos los que aprende de ellas. Me gusta recrear escenas en las que se palpe esa igualdad. He desterrado expresiones como “eres mía” porque no quiero dar lugar a ninguna duda. Quiero que la gente más joven que me lea, encuentre en mis novelas, un tipo de hombre que jamás será superior a la mujer, sino igual, un tipo que se enamora y quiere a su chica sin imponer, y siempre respetando su individualidad, por supuesto mis protagonistas femeninas, tienen también el mismo comportamiento.
Os voy a recomendar mi última novela “VENTE CONMIGO AL CIELO” que saldrá publicada el próximo 30 de diciembre. En esta novela cuento la historia de una chica a la que su pareja maltrata, empieza con el maltrato psicológico, pero enseguida llegan los insultos y los golpes. En ella trato de dejar patente que, a pesar de todo, hay una salida. Siempre hay una salida… dejo un pequeño párrafo muy significativo, de lo que podréis encontrar en este libro.
“…Pero Ana había empezado a pensar que el amor no podía ser aquello. El amor no podía ser vivir con miedo en su propio hogar, no podía ser vivir cada día con la angustia metida en el pecho, incrementándose más, a medida que se acercaba la hora en la que él regresaba…” “…El amor tendría que ser esperar con ansia el momento de su llegada y comerle la boca con un beso, tendría que ser una palabra de aliento cuando ella estuviera triste o unas risas al levantarse…”
“…Le daba vueltas a la cabeza, con el miedo alojado en sus entrañas, pero vislumbrando un punto de luz en lo más oscuro de sus pensamientos…
Hasta que un día aquel punto se hizo más grande y más luminoso, tanto que de pronto se convirtió en un haz de luz intenso que le iluminó la razón y le dio la fuerza necesaria para levantarse y coger las riendas de su vida. Y lo hizo, se levantó y tomó la decisión tantas veces aplazada…”

Noite de Samain

Llevo mucho tiempo sin publicar nada en este blog mío, pero es que apenas tengo tiempo. Sí, ya sé que no es una disculpa muy buena, pero para resarcirme un poco de este abandono, dejaré este relato, que además es mi forma particular de celebrar la mágica noche de SAMAÍN. Noche en la que según cuentan las leyendas Celtas, los difuntos podían caminar entre los vivos dándole a la gente la posibilidad de reunirse con sus antepasados.
Os gustará más si lo leéis escuchando a “Luar na lubre” por cierto, este vídeo se rodó aquí, en Valdeorras, mi tierra.

“A Briana le gustaba salir a pasear cada tarde entre los viñedos, hacía años que había descubierto el placer de pasear sola entre ellos. Era un paisaje, como lo son todos, cambiante. Pero era en otoño cuando a ella más le gustaba. Con el fruto ya recogido, pues las vendimias se hacían en septiembre, el colorido era verdaderamente impactante.
Las hojas de las vides adquirían una gran variedad de tonalidades, desde los granates más intensos hasta los ocres en todas sus tonalidades; amarillo, dorado, arena, marrón… y se mezclaba entre medias, alguna hoja que todavía era capaz de conservar el insolente verde del verano.
Al atardecer, con el sol cayendo detrás de las montañas que rodeaban el valle, era cuando mejor se podía disfrutar aquella mezcolanza de colores que se iba apagando a medida que anochecía.
Disfrutaba tanto de aquellos paseos otoñales a media tarde, que muchas veces olvidaba la hora de volver y se le hacía de noche en medio de los viñedos.
Eran muchas las noches en las que tenía que salir su madre a buscarla preocupada, llamándola a voces y regresándola de sus ensoñaciones.
Pero no fue hasta bien cumplidos los diez años, cuando empezó a contar en casa las extrañas historias que le ocurrían en sus andanzas vespertinas.
Les contaba a sus abrumados padres, que se encontraba con seres fantásticos, seres de otros mundos, decía ella, que la llevaban de la mano entre la bruma hasta lugares lejanos en los que las viñas daban paso a los frondosos bosques de carballos. Allí donde las hadas tenían su morada.
Su familia había asimilado ya, que era una niña muy imaginativa y dejaron de dar importancia a aquellas ensoñaciones de Briana. Sólo su abuela la miraba con sus viejos y grises ojos reconociendo cada una de aquellas historias.
Por eso empezó a contarle sólo a ella sus aventuras encantadas. Le hablaba de cada nuevo amigos que conocía. Le habló de Cordelia, hija de Cleissy, la reina del bosque. También de Eleanora, con la que hizo una gran amistad, y de Idris y Kendra dos hermanos para los que el bosque no tenía secretos y conocían hasta sus más recónditos parajes. Con ellos aprendió a reconocer cada arbusto y cada flor, cada árbol y cada animal por minúsculo que fuera
La esperaban siempre al final del viñedo por el que solía pasear, la cogían de la mano y la llevaban hacia el bosque que se escondían entre las brumas. Siempre le parecía poco el tiempo que pasaba con sus extraños amigos. Pero debía regresar a casa, o su madre no la dejaría volver.
A medida que se fue haciendo mayor, empezó a dejar de contar las historias sobre sus encuentros con aquellos seres fantásticos incluso a su abuela, pero ella sabía muy bien que su nieta seguía en contacto con aquel mundo y tenía la certeza de que haría lo que ella no fue capaz de hacer en su momento.
Briana había alcanzado la mayoría de edad y tenía que tomar una decisión. Sus amigos ya la habían avisado. “Llegará un momento en el que no podremos llevarte con nosotros a través de la bruma, es entonces cuando tienes que tomar tu decisión. No puedes vivir entre dos mundos como hasta ahora”
Cleissy, la llevó a su fantástica morada y se lo explicó muy bien. Una vez cumplidos los dieciocho años, tendría que elegir. Si se quedaba en los bosques de Urbum, que así se llamaban, nunca más volvería al valle ni a la casa de sus padres. Podría ver a su gente siempre que quisiera, sí, pero ellos jamás volverían a verla. Y si decidía quedarse con su familia, no podría volver a Urbum. Y todo lo que allí había vivido, no sería más que un sueño.
La hora de la elección se acercaba, tendría que ser en la noche de Samaín. Esa noche tan especial en la que todos podían reunirse con los espíritus de sus antepasados.
Se le hacía difícil dejar a sus padres, pero se había enamorado perdidamente de Kendra y ya había probado el manjar de sus labios.
Así que aquel atardecer del treinta y uno de octubre, antes de iniciar su paseo, sabía que ya nunca regresaría al valle de su infancia. Se despidió de su abuela y ella entendió que la vida de Briana estaría para toda la eternidad más allá de los confines del mundo conocido.
Pero Cleissy le había prometido que cada Samaín podría reunirse con su familia y pasar esa mágica noche con ellos…”
#Samain #noitedemeigas #TeamliterarioES #Writing #SiemprefuistemiJulieta #MencíaYano