LAS DOS VIDAS DE LUCÍA

                                  la foto(1) ASTRID GALLARDO es licenciada en Ciencias Empresariales y Máster Executive MBA en el Instituto de Empresa. Su dilatada carrera profesional se ha desarrollado en el área financiera de empresas de diferentes sectores. Su dedicación laboral no ha conseguido apartarla de su auténtica vocación, la escritura. Las dos vidas de Lucía es su primer título publicado. y aunque sigue inmersa en nuevos proyectos literarios, trabaja en el mundo de la comunicación y organización de eventos.

                                               SINOPSIS:
la foto La vida de Lucía está a punto de dar un giro de 180º. Una gran abogada que ha renunciado a su carrera y a un gran amor por su familia.
La pasión y el deseo han desaparecido de su matrimonio pero Lucía se dice a sí misma que eso es normal, que le pasa a todas las mujeres de su edad. Lo que ella no sabe es que el destino y su gran voluntad le tienen reservadas grandes sorpresas.

MI OPINIÓN:
Empezaré por esa dedicatoria a sus hijas, porque en ella ya se aprecia lo importante que es la familia y sobre todo los hijos para esta mujer, Astrid Gallardo, al igual que lo es para su protagonista Lucía.
He de decir que me ha gustado muchísimo. Me ha enganchado desde el principio. Es un libro de mucho amor, también de desamor. Pero sobre todo es una historia de supervivencia y de superación. No sólo por parte de la protagonista, si no también de personajes secundarios como Paula, que con una enfermedad terminal (ELA) no pierde el optimismo y no duda en ayudar siempre, O Alberto, ese gran hombre, preocupado, cariñoso, paciente, lleno de amor, que lo deja todo para cuidar de su
mujer hasta el final. Pero que también es capaz de superarse a si mismo para seguir viviendo, o volver a empezar si se hace necesario. No debo desvelar nada, pero no quiero dejar de decir lo importantes que resultan cada uno de los personajes.
También deja vislumbrar lo que significa verdaderamente la amistad, que puede surgir en cualquier momento de la vida y en dónde menos se piensa. Pero lo mejor de todo es esa gran mujer Lucía, que lo da todo por su familia. Sacrifica su vida profesional por su mediocre marido, cuando en realidad debería haber sido él el que se sacrificase por ella, pues ella es la valiosa tanto profesional como familiarmente, pero como tantas veces ocurre, ella es esa gran mujer que todo hombre tiene detrás para poder ser grande, aunque no se lo merezca.
Después de leer el libro, le he dicho a Astrid que me gustaría ser como Lucía, y lo sigo pensando. He aprendido mucho de Lucía.
Gracias Astrid, por regalarnos este personaje maravilloso.